Por mucho tiempo el acabado preferido en paredes ha sido el acabado mate, sin brillo. Este acabado tiene muchas ventajas, la más importante es que disimula los defectos de la pared y las hace ver más lisas. Aún cuando lo tradicional es seleccionar acabado “flat” o “mate” en las paredes, últimamente hemos observado en las tendencias de decoración el uso de pintura satinada o brillante para resaltar algún espacio; el[…]