Cómo elegir el blanco perfecto

Muchas veces el color que queremos aplicar es simplemente blanco…tal vez no blanco como la tiza del pizarrón…pero sí que sea blanco; entonces, vamos a seleccionar un “blanco” y resulta que cuando lo aplicamos se ve medio rosado, o medio amarillo…¡y no era precisamente eso lo que estábamos buscando!

Sabemos que para algunas personas estas variaciones de color son tan sutiles que no son relevantes, pero para otras, descubrir un sub-tono inesperado que “sale después de pintar” es muy molesto, y les causa inclusive cierta incomodidad al observar el espacio que se pintó.

Foto: Style Me Pretty

Para evitar frustraciones al elegir el tono de blanco te voy a explicar un término sencillo: “Familias de color”. Generalmente, al ver una paleta de colores, notarás que van en degradación, por lo que si ves el color más oscuro a éste se le va agregando blanco puro hasta tener un tono casi blanco…pero en realidad ese color sigue siendo “hijo” del color más oscuro, por eso siempre se va a ver un poco de ese color al aplicarlo en la pared. Esto es un poco mas sencillo de observar cuando tienes la paleta con los diferentes colores en familias, pero no tanto cuando ves simplemente todos los blancos en una cartilla o en un display.

Foto: West Elm

Es por eso que hoy te damos unos consejos para que al elegir  tu blanco apliques el blanco perfecto:

Antes de pintar selecciona los chips de muestra y tráelos a tu casa, los colores nunca se ven igual en la tienda que en tu casa. Pega con tape esas muestras en la pared de la habitación que vas a pintar y míralas durante un día completo, en diferentes situaciones de luz.

Elimina las muestras que no te gustan,  selecciona un par (o más) de tus preferidas y compra un cuarto de pintura para que puedas hacer una muestra más grande. Lo ideal es pintar un cartón para poder mover la muestra, pero también podrías pintar un espacio de por lo menos un metro por un metro directamente sobre la pared. De nuevo, observa el color en diferentes condiciones de luz.

¡Ahora si! Luego de aplicar la muestra no tendrás ningún sub-tono inesperado y estarás pintando con el color que te imaginaste para esta habitación.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *