Cómo proteger las superficies que no queremos pintar

Siempre que vamos a pintar hay lugares en los que queremos pintura y otros no, verdad?

Les vamos a dar unos consejitos para que cubramos las superficies que no vamos a pintar de la mejor manera posible y que el color tan lindo que escogimos solo esté donde lo queremos:

1.Remueve todo lo que puedas quitar de la pared, inclusive las lámparas y clavos en los que guindamos los cuadros.

2.Cubre el piso con cartones o una lona, utiliza masking tape  azul para sostenerlo y así evitar caídas. Nunca utilices plastico en el piso porque es sumamente resbaloso!

Painters Cloth

3.Cubre las orillas de las superficies que no vas a pintar con masking tape azul, que es especial para pintores. Limpia bien las superficies en la que vas a pegar el masking tape porque si hay polvo no se adhiere bien y si no se adhiere bien se nos filtra la pintura. Cuando apliques el masking tape dóblale la punta para que tengas una superficie de agarre cuando lo vayas a sacar y pégalo a la orillita para que el recorte te quede al ras. Pasa el dedo o una spatula para asegurarse que esta bien pegado. En los rodapies puede utilizar el masking tape en la orilla y una hoja de periódico para cubrirlos totalmente y así evitar pringues de pintura.

Blue masking tape

Otro material que podemos utilizar para proteger superficies es el plastico adherible como el que usamos para el microondas, que es muy práctico para cubrir superficies irregulares como agarraderas de puertas.


Ahora si, todo listo para lo mas divertido: ¡Aplicar la pintura en la pared!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =