Los colores en las ventas: ¿Cómo influyen los colores sobre los compradores?

¿Cuántas veces has comprado tu cepillo de dientes tan sólo porque el color te gusta? Según datos del Color Marketing Group (asociación que se dedica a hacer estudios de color) el color es la razón por la cual seleccionamos un artículo en vez de otro similar en el 85% de las veces.

Pero las decisiones de color no sólo se relacionan con la mercadería exhibida, si no también con el ambiente en el que el cliente potencial hará la compra.

Aquí te damos algunos trucos para que los visitantes a tu tienda no sólo la exploren, ¡si no que también compren!

1. Resalta tu producto, pero no lo “ahogues”:

Piensa en lo que quieres vender y aplica colores que complementen tu mercadería…por ejemplo si estás vendiendo joyería fina no deberías usar una gran variedad de colores fuertes y brillantes ya que en primer lugar vas a dar la sensación equivocada y en segundo lugar los colores competirían con los delicados acabados del oro, la plata y las piedras.

Acento de colores femeninos en un contexto neutro Foto: Blesak.com
Acento de colores femeninos en un contexto neutro
Foto: Blesak.com

2. Crea reconocimiento de marca:

Trata de incorporar los colores de tu logo en la decoración, recordando que la pintura no sólo se aplica a las paredes: Incorpora diferentes intensidades y tonos de los colores de tu marca en el cielo raso, los exhibidores y porqué no… !hasta el piso!

3. Utiliza el color para dirigir a tus clientes:

El rojo y el amarillo son colores que llaman la atención y por lo tanto harán que tus clientes se fijen en lo que quieres venderles. El amarillo es el primer color que distingue la retina ,y el rojo por supuesto es un color que está firmemente asociado a detenerse.

Pero debes de tener cuidado de no utilizar estos colores “especiales” en exceso: primero; para no perder su efecto y segundo; para no agitar a tus clientes.

Foto: garrycohn.com
Foto: garrycohn.com

4.Reconforta y calma a los compradores:

Los colores cálidos como el café y el naranja reconfortan y dan una sensación de seguridad, por lo que serían una excelente opción para un restaurante, por ejemplo.

Los colores fríos como el verde y el azul tienen un efecto tranquilizante y calmante, ideales para una farmacia o una agencia de seguros.

Inspírate en un tema:

Piensa en un tema que esté conectado con tu producto y crea una paleta relacionada. Por ejemplo, si te dedicas a la venta de vino puedes pensar en un paisaje campestre inspirado en los colores de la Umbría…selecciona verdes, rojos tintos y azules que transporten a tu cliente hacia ese idílico lugar.

tuscany-wine-tasting-tour-red-wine

 

También puedes aprovechar las conexiones de color que ya tenemos programadas casi todos los seres humanos: Rojo es fuego, azul es cielo y mar, verde es zacate, amarillo es luz. Si vendes BBQ’s, por ejemplo los colores que más se relacionarían con tu negocio serían el rojo, naranja y toques de café o negro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =