¿Vas a Remodelar? ¡No cometas estos errores!

Remodelar tu hogar es una decisión que se toma con mucha ilusión, con una visión de mejorar ese santuario en el cual se reúne y crece tu familia. Pero como todo, este cambio tiene su costo y muchas veces los errores, además de ser frustrantes, aumentan el precio de lo que planeas hacer.

Es por eso que hoy te damos algunos consejos para que todo te salga bien desde el principio.

No empieces sin tener un plan:

Cualquier remodelación sin un buen plan es una receta para el desastre.

Toma en cuenta que “Arreglar la Cocina” no es un plan, si no una idea, así que debes asesorarte antes de empezar a trabajar para que sepas las implicaciones de la idea que tienes en la cabeza; mucho más si piensas demoler paredes para abrir espacios.

Antes de empezar crea un album de inspiración con fotos de el look que quieres lograr y luego reúnete con los profesionales que vayas a necesitar para llevarlo a cabo: pueden ser constructores, electricistas, ebanistas, albañiles, etc.

Con la información que ellos te transmitan vas a poder crear un presupuesto, que es una parte importantísima de planificar. Agrega un 20% a tu presupuesto para imprevistos, ya que muchas veces se van a presentar y este monto te dará tranquilidad.

No trates de ahorrar sacrificando la calidad o la durabilidad:

Tratar de ahorrar rebajando la calidad de los productos que vamos a instalar puede ser un arma de doble filo, ya que vamos a afectar la durabilidad del trabajo.  Recuerda que una gran parte del costo de la remodelación es la mano de obra y si los productos no son de calidad vas a tener que reponerlos pronto y hacer ese gasto de nuevo.

Por ejemplo en el caso de la pintura: si compras una pintura de mala calidad ésta se va a desteñir pronto, o es probable que no tenga compuestos anti-hongos haciendo que se vea vieja y desteñida en menos de un año, mientras que las pinturas de calidad te dan garantías más extensas. Siempre compra la mejor calidad que tu presupuesto te permita.

No eches a perder para aprender:

Toma en cuenta tus habilidades en la construcción: si puedes ahorrar dinero haciendo el trabajo eso es genial, pero también acepta cuando no tienes el conocimiento (o el equipo)  necesario y contrata a un profesional desde el principio… ¡a veces los errores de novatos salen muy caros!

Sobretodo, no arriesgues tu integridad personal trabajando con conexiones eléctricas, con maquinaria pesada o en alturas sin equipo de protección.

Evita los cambios a mitad del camino:

Tu plan es importante, evita hacerle cambios. Por eso hacemos hincapié en que lo trabajes bien y lo mas detalladamente posible desde el principio, y que te asesores con profesionales cuando estés tomando decisiones relevantes en la compra de materiales e insumos.

Cualquier demolición imprevista o cambio que haya que hacer en el proceso de la remodelación es un costo que se va a sumar. Por eso no podemos insistir suficiente: dibuja planos, haz muestras de pintura, inspírate con revistas o Pinterest para que que combines los acabados como los profesionales…haz todo el trabajo previo para que no tengas que devolverte con cosas que te van a costar tiempo y dinero.

¡Ahora si! Estás list@ para llevar a cabo esa visión y hacer que tu casa se vea mucho mas linda y aumente su valor.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + cinco =