Oficinas saludables que aumentan la productividad

Ciertamente con los aires de diciembre la idea de pensar en la oficina tal vez no sea la más popular, pero también es cierto que es en estos días donde la mayoría de los empleados solicita vacaciones y en muchas industrias baja el ritmo de trabajo; por lo que es común que se hagan reparaciones y remodelaciones en estas fechas.

La idea también es válida si trabajas desde casa y necesitas mejorar tu espacio de trabajo y por lo tanto, tu rendimiento; es por eso que hoy te traemos algunas ideas para que tu oficina sea un espacio atractivo, y sobre todo, saludable.

Ergonomía, sobre todo:

El ser humano promedio tiene proporciones bien conocidas que se usan para diseñar mobiliario y también requerimientos de espacio para transitar y moverse. Olvidarse de esas proporciones y necesidades es una receta para el desastre; por ejemplo, en una mesa demasiado alta la posición de las manos sería muy incómoda para escribir, o si no dejamos suficiente espacio para movernos entre escritorios chocaremos con nuestros compañeros constantemente.

Antes de tomar en cuenta la apariencia de los elementos que vas a incluir en tu espacio de trabajo, toma en cuenta su función y procura que se cumplan las características que te harán trabajar con comodidad, una de ellas es la capacidad de ajustarla a diferentes tamaños y alturas.

Si tu cuerpo es un poco diferente al promedio y necesitas ajustar tu espacio de trabajo es muy importante que solicites los cambios que necesites, ya que esto va a afectar directamente tu forma de trabajar y tu rendimiento.

También es sumamente importante que la iluminación sea suficiente y bien distribuida; preferiblemente de una fuente natural durante la mayor parte del día.

Si trabajas desde casa es muy importante que observes y examines tu espacio alrededor. Por ejemplo, no puedes trabajar en la silla del comedor o en un banco de desayunador todo el día… haz una prioridad cambiar las cosas que le pasan la factura a tu cuerpo al final del día.

Hablando de luz, los colores también son muy importantes para la productividad. Evita colores chillantes y estridentes en espacios donde se requiera concentración y debate para lograr los objetivos. En una forma muy general se puede decir que los tonos de amarillo y azul mejoran la concentración, los violetas la creatividad y que el color verde relaja y se relaciona con el crecimiento. El rojo y el naranja son ideales para acentuar y señalar, pero no es recomendable usarlos en grandes cantidades.

Foto: Retail Design Blog

El diseño que divierte:

Recientemente, en las oficinas se ha cambiado el plano tradicional y se han incluido muchos espacios que facilitan las labores y la conversación cuando se trabaja en equipo con mobiliario poco tradicional que permite que las personas se relajen y se conecten con su creatividad. Además de esto, las compañías más competitivas, sobre todo las que trabajan con la generación de los «millennial» han agregado espacios de «experiencia» como paredes de escalar, areas de descanso y meditación, escenarios para que los empleados compartan talentos musicales y artísticos, entre otros.

Foto: Interiorzine.com

Si trabajas en casa procura tener un espacio donde no haya señales de trabajo para que puedas desconectarte en algunos momentos del día.

Un cuerpo que trabaja:

En el trabajo de oficina, nuestro cerebro es probablemente el que hace la mayor parte del trabajo, pero esto no lo aparta del cuerpo que lo transporta. Es sumamente importante que nos consideremos como un conjunto con alma, familia, comunidad, cuerpo y cerebro.

En el nuevo diseño de oficinas se considera que para estar saludables y productivas, las personas debemos descansar, comer saludablemente, hacer ejercicio y fortalecer las actividades que alimentan su alma; además de cumplir nuestras obligaciones en nuestra familia y como ciudadanos.

Es evidente que una oficina no puede ser la única que se encargue de la felicidad de una persona, pero puede colaborar cuando se hace una prioridad el bienestar de los empleados. Muchas oficinas han eliminado las máquinas dispensadoras de comida chatarra y las han cambiado por frutas, nueces y otros alimentos saludables. También algunas han incluido pequeños detalles que no llegan a ser un gimnasio, pero que fomentan el movimiento del cuerpo, mira esta foto a continuación:

Foto: My Domain

Si trabajas desde casa haz un espacio en tu calendario para el ejercicio y el esparcimiento y trátalo como una cita importante, porque así lo es.

Conexión con la naturaleza:

Los seres humanos necesitamos la naturaleza y nos estamos revelando contra tantos años de encierro en oficinas grises y sin vida.

Algunos «microtrends» que fomentan esa unión con la naturaleza que tanto anhelamos y que hemos observado recientemente es el uso de paredes verdes para hacernos sentir menos encerrados,  tragaluces y divisiones translúcidas para recibir la mayor cantidad de luz posible, y espacios donde los trabajadores puedan traer a sus mascotas o compartir con algunos animales comunitarios, como un enjambre de abejas mariolas sin aguijón, que también favorece al medio ambiente al polinizar las flores.

Foto: Ambius.com

Si trabajas desde casa procura rodearte de al menos una plantita a la que le des tu amor, procura trabajar desde un espacio que puedas ver un árbol o algo verde, y si el clima lo permite, date un ligero paseo después de almorzar.

En todas las oficinas, pequeñas o grandes, siempre habrá algo que se pueda mejorar o cambiar para que los trabajadores estén más cómodos y saludables, y por lo tanto, más productivos y felices.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *