Ahorra tiempo a la hora de pintar

Sin duda pintar es una de las formas más sencillas de transformar un espacio: es económico, y relativamente rápido…¿que te parece si te damos algunos consejos para que en lugar de “relativamente rápido” sea “rápido”?

¡Sigamos los consejos de los expertos!

Antes de pintar:

  • ¡No hay nada peor que estar a medio proyecto y darte cuenta que no te va a alcanzar la pintura! Por eso te recomendamos usar la calculadora en nuestro app de Color Expression, con esta práctica herramienta sabrás exactamente cuánto tienes que comprar.
  • La pintura de látex o acrílica es la más fácil de limpiar, por lo que te recomendamos que elijas entre la gran cantidad de especialidades que te ofrece Lanco en esa categoría. Selecciona la mejor pintura de acuerdo a tu presupuesto.
  • Haz una muestra, vive con el color que elegiste para que estés segur@ de que es el tono perfecto.

  • Limpia y prepara la superficie que vas a pintar, no te olvides de este paso para que no tengas que devolverte una vez que hayas comenzado. En las paredes sucias, grasosas y polvorientas no se adhiere la pintura correctamente.

Cuando ya estés pintando:

  • Mueve todos los muebles hacia el centro de la habitación y cúbrelos con una sábana vieja.
  • Cubre la bandeja del rodillo con papel aluminio para que no pierdas mucho tiempo lavándola una vez que hayas terminado.
Foto: makezine.com
  • También puedes hacerte un recipiente transportable y desechable con un galón de esos en los que viene la leche:
Foto: makezine.com

O ponerle una liga a la lata para escurrir la brocha y que no se te ensucie la orilla del tarro, un tip extra es hacerle unos hoyitos al canto que tiene la orilla de la lata para que la pintura que caiga ahí vuelva a escurrir hacia adentro.

  • Recuerda cubrir con masking tape especial para pintores las superficies que no quieres pintar, aunque también puedes ahorrar tiempo usando una cartulina como cubierta cuando pintas los rodapies, por ejemplo; o usar papel aluminio en lugares de forma irregular, como los pomos de las puertas.
  • Si tienes que salir un momento o es hora de descansar, no necesitas lavar todo para empezar otra vez…simplemente mete la bandeja y los instrumentos en una bolsa del super o cúbrelos con plástico adhesivo, y guárdalo en la refri.
Foto: The Creekline House
  • Ten siempre a mano un trapito húmedo para limpiar los accidentes en el momento en que suceden, o en su defecto también puedes usar toallitas húmedas.

Al terminar:

  • El vinagre blanco tibio limpiará los implementos mejor y más rápido que el agua (para pintura de látex)

¿Te das cuenta? Pintar puede ser fácil y divertido si tienes las herramientas adecuadas…¿por cuál habitación vas a empezar?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =