Consejos para que coloques tus cortinas de la mejor manera

Las cortinas, además de cumplir la función práctica de filtrar la luz de las ventanas y aportar privacidad, tienen la maravillosa ventaja que, hacia adentro, son una oportunidad de aportar textura y creatividad a nuestra decoración.

Hoy te compartiremos algunos tips para que le saques el mejor provecho a este elemento decorativo tan versátil.

El ancho correcto:

El cortinero debe ser más ancho que la ventana que va a cubrir, por lo general se acostumbra que sea entre 20 y 30 centímetros más ancho. Este pequeño detalle te ayudará a que la ventana
parezca más ancha de lo que en realidad es; además, al correr las cortinas, permite que una parte
de la tela quede acumulada fuera de la ventana y así pueda entrar mejor la luz.

Y ya que mencionamos el cortinero, o el riel que sostiene las cortinas, procura elegir uno que complemente tu decoración; hay muchos estilos y materiales disponibles: podrías elegir cortineros decorativos, rieles simples, rieles dobles, rieles cubiertos con cenefa de madera o tapizada, entre otros.

Suficiente tela:

¡No escatimes con la tela de tus cortinas! Los paños de las cortinas que se abren y cierran
(algunas son decorativas y fijas), deben tener por lo menos 2 o 2.5 veces el ancho de la ventana que cubren.

Un poquito más alto:

Si colgamos las cortinas un poco más alto que la ventana, le daremos sensación de altura al espacio y por lo tanto, elegancia.

El cortinero debe guindarse por lo menos  10 centímetros más arriba del marco superior de la ventana, pero procura hacerlo más alto si tienes más espacio. Lo ideal es que las cortinas estén más cerca del techo que de la ventana.

Un poquito más abajo:

En la parte de abajo las cortinas deben rozar el suelo, o estar a 2 centímetros de este. También es válido un poco de tela que se acumule en el piso para dar un efecto romántico…aunque no sea muy práctico para limpiar.

La tela es el complemento:

Como lo dijimos al principio, aprovecha la oportunidad que te dan las cortinas para crear ambiente en tu decoración de interiores. Las telas más pesadas se sienten más formales, generan mayor privacidad y oscurecen; mientras que las telas más livianas son ideales para espacios modernos o casuales. Los diseños en la tela, bordados y aplicaciones aportan un escalón más al estilo, también se logran efectos decorativos lindísimos al combinar telas o aplicar diferentes pliegues en la tela, como puedes ver a continuación:

En mi experiencia, la mejor solución para dar privacidad a los dormitorios, es colocar un material conocido como «black out» que está compuesto de teflón y oscurece completamente la habitación, bloqueando la vista hacia adentro. «El black out» puede cubrirse con cortinas diáfanas durante el día en el riel frontal y así tendrás el mejor control de la luz y la privacidad tanto de día como de noche.

Además de las cortinas en «paños» existen otras formas de cubrir las ventanas, aquí te ilustramos algunas:

Y mira cómo puedes combinar estilos para lograr un efecto muy sofisticado:

Foto: Two Twenty One

¡Para los expertos en decoración no hay superficie que se resista a ser una oportunidad de elevar nuestro estilo!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *