Cómo usar la «regla de tres» en tu decoración

¿Les ha pasado que entran a un lugar y se sienten a gusto y cómodos y no saben exactamente porqué? Hay algo en el estilo…o en la decoración, que encaja. ¡Es muy probable que sea la «regla de tres»!

¿De que se trata la regla de tres?

En palabras sencillas la regla de tres sugiere que las cosas agrupadas en grupos son más armoniosas y visualmente interesantes porque los números impares «entretienen» a nuestro cerebro. Esto no quiere decir que vamos a dejar a la confiable simetría de lado, pero podemos usar la regla de tres para suavizarla y crear puntos de mayor interés.

Foto: School of Decorating

Cuando decoramos una mesa de centro o un estante con accesorios, considera los elementos como «huellas», por ejemplo un grupo de libros es una huella; un grupo de libros con un elemento decorativo puesto encima también es una huella porque ocupan el mismo espacio. ¡Procura que tus objetos tengan diferentes alturas y texturas para que sea aún más interesante!

Foto: Magnolia Homes

Un grupo de tres cuadros también hace una composición interesante, no es necesario que sean del mismo tema, aunque procura que tengan algún punto en común, puede ser que uses marcos similares, o que los colores sean armoniosos.

Foto: Etsy

Así como podemos aplicar la regla de tres a la forma en que exhibimos nuestros adornos y accesorios; también aplica en la forma que disponemos nuestro mobiliario: por ejemplo, dos sillas con una mesita; o tres sillas en frente al desayunador.

Color Lanco: Slight Chrome Ow1-4 Foto: Homes to Love

 

La regla de tres en el color:

Cuando seleccionamos los colores para nuestros espacios también podemos usar la regla de tres, o como también se llama: 60-30-10.

Color Lanco: Castle Ford 6L2-7 Foto: Chris Loves Julia

El primer color, o el 60%, es el color principal, que aplicaremos a la mayoría de los espacios. Yo también lo llamo color general. El segundo color, o el 30%, es un color secundario que aún es prominente, pero menos que el color general. Y el tercer color, o el 10%, sería un color que usaremos para crear acentos. Quiero aclarar que no es necesario que sean tres colores diferentes, pueden ser tres tonalidades del mismo color. También no solo se deben contar los colores aplicados a las paredes, si no también el de los elementos y accesorios de la decoración como muebles, alfombras, lámparas, telas, entre otros.

Las proporciones no tienen que ser exactas, puedes tener un 50% de color general, 20% de color secundario y dividir el 30% restante en acentos de color, por ejemplo.

Foto: Homes and Gardens Color Lanco: Montebella 6D3-2

Definitivamente esto se entiende mejor con imágenes y por eso te comparto algunas otras ideas para que te inspires:

Color Lanco: Gray Mist OW2-2 Foto: Whitneyhiggehome

 

Color Lanco: City Asphalt N15-3 Foto: Carina Romano

 

Color Lanco: Frotenac Hills 3K3-7 Foto: Maria Killiam

 

Color Lanco: Snowflake Ow1-1 Foto: Digs Digs

¡A partir de ahora ver revistas de decoración no va a ser lo mismo! ¡Haz la prueba y empieza a notar la regla de tres en los espacios mejor diseñados!