Conoce las herramientas adecuadas para pintar

En muchos trabajos las herramientas que se utilizan son una parte del éxito de un proyecto. En el trabajo de pintar esto es muy cierto también y es por eso que hoy te queremos dar una breve guía para que reconozcas los instrumentos adecuados y que tu trabajo final sea tan lindo como lo imaginaste.

Selecciona la pintura adecuada:

Existen diferentes tipos de pintura de acuerdo con trabajo y acabado que quieres; también las hay para ajustarse a tu presupuesto.

En términos generales, actualmente la pintura que más se utiliza para paredes residenciales es la pintura con base acrílica o látex (también conocida como «base agua»),  ya que es más fácil de aplicar, no huele y es amigable con el ambiente. En nuestra página www.lancopaints.com podrás conocer la gran cantidad de revestimientos arquitectónicos e industriales que tenemos disponibles .

Para calcular la cantidad de pintura que necesitas comprar puedes usar nuestro app de Color Expression, que puedes descargar en tu teléfono IOS o Android, y que además, te brinda consejos en combinaciones de color.

Preparación:

Antes de pintar debes preparar bien la superficie, esto quiere decir que hay que limpiar de polvo y grasa para que la pintura se adhiera bien. Además, rellenar cualquier grieta o imperfecciones.

Lanco tiene gran cantidad de selladores y masillas de acuerdo a las necesidades de tu proyecto, puedes conocerlas todas aquí.

En cuanto a herramientas para la preparación, una muy importante es el masking tape para pintores, que es especial porque su goma se despega más fácilmente que cuando usas el masking tape blanco y no te arriesgas a levantar la pintura recién puesta. Para superficies más amplias, como por ejemplo los pomos de las puertas, puedes usar plástico de cocina o papel de aluminio.

También debes tener mantas para proteger superficies. Es mejor usar tela que plástico ya que el plástico resbala y si tienes alguna mancha es más posible que al caminar sobre ella dejes un trillo con tus zapatos.

Aplicadores:

Selecciona los aplicadores adecuados de acuerdo con el tipo de pintura que estás usando, por ejemplo con las brochas, nunca uses brochas de pelo natural para aplicar pintura de látex, debes usar las de fibras sintéticas para este tipo de pintura. Las de pelo natural se usan con pinturas base aceite.

Selecciona brochas de buena calidad y tamaño, para que sostengan  bien la pintura. También debes tener brochas más pequeñas en forma angular para recortar los espacios pequeños antes de empezar con los más amplios.

Los rodillos debes seleccionarlos de acuerdo con la textura de la pared que vas a pintar y aunque la mayoría son sintéticos, recuerda que las fibras naturales no son aptas para pintura base látex o acrílica.

Para pintar paredes en las casas el rodillo que más se usa es el de 9 pulgadas, los tamaños casi siempre estarán en pulgadas en la etiqueta.

Esta es una guía rápida de los grosores de rodillo que debes utilizar de acuerdo con cada superficie:

1/4 pulgada para superficies lisas como paredes de gypsum nuevas, cielos, puertas y molduras

3/8 pulgada para paredes lisas o con textura ligera

1/2 pulgada para paredes de concreto y textura media

3/4 pulgada para paredes con textura gruesa

*Un buen rodillo de uso general es de 1/2 pulgada o 3/8 de pulgada

Siempre lava tus aplicadores antes de empezar a usarlos para que se suelte cualquier fibra y no te quede pegada en la pared.

Todo en orden:

Y ahora sí, ya puedes empezar a transformar tu espacio.  Con la pared limpia y preparada, las superficies que no vas a pintar cubiertas, y las herramientas adecuadas este es el orden que debes seguir:

  • Bate bien la pintura antes de empezar, sobre todo si la compraste hace algún tiempo.
  • Retira las placas eléctricas y cubre los toma corrientes con masking tape.
  • Recorta los espacios en el contorno de las paredes, las esquinas, y aquellos donde no llega el rodillo.
  • Continúa con las paredes
  • ¡Disfruta el proceso del cambio que vas a lograr!

Pintar sigue siendo una de las formas más rápidas y económicas de transformar un espacio, y ahora, con las herramientas adecuadas, el proceso fluirá mejor y lo terminarás en menos tiempo. ¡Manos a la obra!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *