Consejos para lograr un espacio bien diseñado

¡Qué ilusión da proponerse un proyecto de renovación en nuestra casa y hacerla lucir a nuestro gusto!

De acuerdo con nuestra personalidad, es probable que nos lancemos de un solo sin planearlo mucho; o por el contrario, seamos del tipo de persona que planean hasta el último detalle.

En primer lugar te digo una cosa, en decoración de interiores planear es triunfar. Ese es el primer  consejo para lograr un espacio bien diseñado, como esos que ves en las revistas y en Pinterest y es por eso que hoy te damos unos consejos para que tu espacio se vea no solo «lleno» si no «diseñado»

  • Soñar antes de empezar:

La inspiración es el alma de los buenos proyectos. Dedica un rato a buscar imágenes de espacios que te llamen la atención por sus muebles, colores o su estilo y guarda toda esta información en una carpeta. ¡Para esto Pinterest y Houzz son la mejor idea que han inventado en muchos años!

Puedes guardar también fotos de plantas, vestidos, animales o cualquier otra cosa que te llame la atención por su estética o por sus colores.

Foto: Design Seeds

Cuando estés en la etapa de «soñar» escribe todas las cosas que quieres cambiar o renovar, no te frenes…pero dale prioridades. Así más adelante puedes compararlas con tu presupuesto y podrás decidir si compras sofá nuevo o retapizas el que ya tienes.

Eso sí, es bueno inspirarse, pero recuerda que tu casa es TU CASA, el lugar donde compartes con tu familia y esta debe ser un reflejo de ella. Rodéate de lo que amas, de los colores que te gustan y de las cosas que te hagan feliz; aunque no sea exactamente lo que está de «moda».

  • Escoge el punto de partida:

Generalmente los elementos más grandes de un espacio son los que se le eligen como punto de partida en un plan de decoración. Por ejemplo, en un dormitorio el estilo de la cama define mucho el estilo en general del dormitorio. Si estás empezando desde cero es muy importante que te decidas por esos elementos antes de todo lo demás, ya que en estos casos lo que compramos muchas veces está definido por la oferta y nuestro presupuesto. Te recomiendo no comprar nada por impulso, siempre piensa en la forma que cada elemento complementa e interactúa con los demás en el espacio.

Si tienes un esquema de colores que sabes que quieres seguir entonces procura que las piezas principales de la habitación coordinen con ellos. Luego puedes seguir con la elección de los textiles de acento: sillones auxiliares, alfombras, cortinas, entre otros.

Las telas son excelentes para crear esquemas de colores, por si eso es algo que te cuesta combinar. Mira el ejemplo con esta foto:

Foto: Boho Luxe Home

Otro detalle importante en el punto de partida es hacer un plano sencillo con las medidas del espacio y las puertas, y establecer un presupuesto. En la parte del presupuesto recuerda que no es necesario que compres absolutamente todo de una vez -para eso creamos la lista de prioridades- y es perfectamente posible llevar el proyecto de renovación a través de varios meses.

  • El «Mood Board» de los diseñadores de interiores:

Antes de comprometerse con las piezas principales y decidirse en un esquema de colores, los diseñadores de interiores creamos un «mood board» donde juntamos fotos y muestras de los elementos que van en una habitación para comprobar su interacción y su armonía. ¡Te recomiendo mucho que te tomes el tiempo y te hagas el tuyo!

Foto: How to nest for less

Existen programas en línea que te ayudan a crearlos, por ejemplo Canva, pero yo uso mucho las presentaciones de Power Point en las que «pego» las fotos de las cosas que me han gustado y las que me inspiran.

¡Y ahora sí! Ya tienes las herramientas listas para crear el espacio de tus sueños. Recuerda llevar tu carpeta de muestras y medidas siempre contigo, además de una cinta métrica…nunca se sabe dónde puedes encontrar ese detalle especial.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *