Decoración desde cero: Como crear un espacio bien diseñado

Decorar nuestra casa es hacerla más nuestra. Es dejar un pedacito de nosotros mismos en cada rincón para luego compartirlo con familiares y amigos y por supuesto,  con nosotros mismos.

Foto: BHG

Un trabajo tan personal no debería ser complicado, sin embargo muchas veces observo como nuestros clientes se sienten un poco abrumados por las decisiones que tienen que tomar…no te preocupes, que hoy te voy a dar algunas ideas para que encuentres la inspiración que te hace falta:

Selecciona un punto de partida:

Empieza por las piezas más importantes y distintivas en cada habitación. Por ejemplo en la sala, serían los sillones.

Es importante seleccionar estas piezas primero porque siempre está presente el factor de lo que vas a encontrar en el momento que vayas de compras. Tal vez te soñabas un sofá azul, pero el que encontraste en el estilo que te gusta y dentro de tu presupuesto tal vez sea de otro color, y eso va a ser determinante en el esquema de colores que vas a construir en la habitación.

Color Lanco: OW1-1 Snowflake Foto: Honey we are Home

Una vez que tienes eso decidido, entonces podemos continuar con los textiles que complementan el ambiente, como alfombras, cortinas, almohadones decorativos, entre otros.

Foto: My Domaine

Con estos elementos ya definidos es muy sencillo «sacar» los colores para pintar las paredes, te recomiendo que lleves algunas de estas piezas al distribuidor Lanco más cercano para que selecciones los tonos que quieres con más seguridad en nuestro catálogo. También puedes apoyarte en el app ColorExpression, que puedes descargar en tu teléfono móvil.

Haz una lista:

Escribe una lista de lo que necesitas y llévala siempre contigo. Anota las medidas importantes para que no vayas a comprar algo que no te cabe o no es necesario. Es una buena idea hacer un plano sencillo del espacio, nada muy sofisticado, pero si es necesario saber el espacio que tienes disponible en cada pared y el área total, el alto de las paredes,  dónde quedan las puertas y ventanas y hacia donde abren las puertas. Con esta información podrás hacer tus compras con toda confianza.

Se tu mism@:

Muchas veces nos dejamos llevar por modas y tendencias que no son necesariamente reflejo de nuestro estilo personal, así que debes tomar eso muy en cuenta. Si lo que te gusta es un estilo relajado, entonces que tus muebles se acomoden a eso; si por el contrario te encanta la formalidad, entonces busca el mobiliario que se ajuste a los momentos que te gusta disfrutar.

Color Lanco: Covered in Darkness 6P1-8 Foto: Domino Magazine

Decora con los colores que te gustan y te hacen feliz, ¡el color tiene una gran influencia en nuestro estado de ánimo!

Tu casa es tu refugio y el lugar donde tú tomas las decisiones: haz que esas decisiones cuenten y le agreguen a tu bienestar.

Busca inspiración que te ayude a completar tu visión:

Bueno, yo entiendo. El asunto de seleccionar colores a veces no es tan sencillo…a veces necesitamos un poquito más de impulso.

Color Lanco: Good Night Moon 5Q3-8 Foto: Doris Leslie Blau

A mí me encanta buscar inspiración en Houzz.com y en Pinterest porque puedo poner en el buscador lo que quiero y hace que sea más sencillo encontrar las ideas que estoy buscando. ¡Antes necesitaba comprar muchas revistas para encontrarlas! Vas a ver que después de guardar varias imágenes de inspiración vas a observar algunos comunes denominadores que te ayudarán a aclarar tu estilo y los colores que más te gustan.

Presenta tus ideas en un «mood board»:

No tienes que ser un decorador profesional para valerte de esta gran ayuda y lo puedes hacer fácilmente como un collage, o en tu computadora usando programas sencillos como Power Point.

Simplemente une todos los muebles que estás pensando usar en un solo cuadro y observa cómo fluyen y se complementan entre sí. Observa los colores, la línea, el estilo…esta es la mejor forma de «armar» un espacio antes de comprometerse al 100%, ya que viendo tus ideas en papel puedes confirmar lo que ya seleccionaste o hacer los cambios que hagan falta.

No sientas que tienes que comprarlo todo de una vez:

Y a esto quiero agregar que no es necesario «comprar». Puedes usar estrategias para aprovechar lo que ya tienes y no quieres usar, como el intercambio o las ventas de garage. También considera cada pieza con creatividad y piensa si hay oportunidad de cambiarlas o arreglarlas.

Por ejemplo, mira como transformé este cuadro viejo y pasado de moda con un poco de masilla para interiores y pintura:

Antes
Después

Si te gusta el DIY, te recomiendo que sigas nuestro canal en Instagram @Lancocentroamerica, ¡en las historias destacadas vas a encontrar muchísima inspiración!