Técnicas DIY para aplicar selladores y silicones

Aunque en este blog la mayoría de nuestro contenido tiene que ver con la decoración y el color, es muy importante conocer los recursos y posibilidades que tenemos de trabajar con otros materiales que, aunque tal vez no sean tan «emocionantes» como el color, son sumamente importantes para que la apariencia final de nuestro proyecto sea pulcra y bien acabada.

¿Te imaginas un mueble de baño en donde no se protegen las juntas con un sellador y el agua se filtra por todo lado? ¡Lo feo que se pondría en poco tiempo! Ahora sí queda claro la importancia de materiales que sellan y protegen, como el silicón o la masilla, ¿verdad?

Primero que nada, te presento nuestra línea de selladores y silicones, cada uno con diferentes características para distintas aplicaciones, para verlos con detalle haz clic aquí.

Fíjate muy bien o consulta un experto de Lanco para que compres el producto que realmente necesitas; por ejemplo, si vas a reparar un baño o cocina deberías usar Siliconseal de Lanco, que resiste moho, no se amarillenta y se puede pintar; en cambio, el Painter’s Caulk sella juntas en puertas y ventanas para que no queden grietas.

Ahora que has elegido el sellador que necesitas te vamos a dar unos cuantos consejos para que aprendas a aplicarlos de la mejor manera, sobre todo en el caso de los que vienen en tubo y se aplican con pistola.

  • Primero que nada, retira todos los restos de sellador viejo que tengas aplicado. Una herramienta 5 en 1 es ideal en estos casos, mira la foto para que la conozcas, es importantísima en tu caja de herramientas si te gusta hacer proyectos en tu casa:

  • En baños, limpia bien cualquier residuo de jabón y moho y luego termina de limpiar con alcohol puro para remover la humedad.
  • Ahora, el secreto de los expertos que va a hacer toda la diferencia en el resultado final: ¡el masking tape para pintores! con este maravilloso producto podrás hacer una línea de guía para que no se te salga el producto por donde no quieres, mira la foto:

  • Carga la pistola con el tubo y asegúrate de tener un hoyo lo suficientemente grande para que el material fluya fácilmente. Haz una prueba en un papel antes de proceder a aplicarlo en tu pared o junta.
  • Aplica el sellador con una línea continua, procura no detenerte hasta llegar a una esquina.
  • Presiona el material con una herramienta de goma similar a la de la foto, yo me he hecho mi «versión original»  cortando la goma de un limpiador de baño tipo «squeegee»

  • RETIRA EL MASKING TAPE ANTES DE QUE SEQUE EL SILICÓN. Esto es muy importante, ya que si no vas a levantar todo el material.
  • Deja que el material cure el tiempo que recomienda la etiqueta.

¡Y eso es todo! Es un proceso sencillo, el secreto es usar el tipo de silicón o sellador adecuado y las herramientas que te ayuden a aplicarlo de manera perfecta.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *