4 pasos para decorar con tus colores favoritos

Muchas veces cuando vamos a decorar y elegir colores nos sucede que ni siquiera nosotros mismos sabemos cuáles son nuestros colores favoritos y es por eso que nos cuesta tanto elegir. Dudamos porque no sabemos si el resultado final nos va a gustar, porque precisamente no sabemos exactamente qué es lo que nos gusta.

¿Qué te parece si te doy algunas ideas para que conozcas esos colores que te hacen vibrar, para que así, crees una paleta personal que puedas usar en diferentes formas, intensidades y espacios? ¡Al rato y hasta se te simplifica hacer las compras de tu guardaropa!

  • Conviértete en un «Color Hunter»

Piensa en esos lugares donde te sientes cómod@ y a gusto: Si es el jardín de tu casa, por ejemplo, observa bien; no sólo estás viendo el verde del césped y el color de las flores. Toma nota que también ves los tonos neutros en las piedras y los troncos de los árboles. Observa las intensidades de un mismo color, las sombras y las luces.

Si puedes, toma algunas fotos de estos espacios que tanto te gustan para que los estudies con detenimiento.

  • Crea tu propio Círculo Cromático:

Este es un círculo cromático tradicional:

 

Lo usamos todos los que trabajamos con color para ver las relaciones que hay entre cada uno de los colores; por ejemplo, los colores que se encuentran juntos se llaman «análogos» y se consideran armoniosos. Los colores que están opuestos el uno del otro se llaman «complementarios» y uno resalta al otro y se hacen vibrar. Existen muchas otras relaciones que se dan en el círculo cromático que puedes ver en este post.

¿Qué te parece si creas tu propio círculo cromático de tus tonos favoritos con muestras y diferentes objetos que has recopilado? ¡Es un ejercicio tan interactivo y entretenido!

Este es mi círculo cromático personal con algunos de mis colores favoritos:

El proceso de crearlo me ayudó mucho a entender mis selecciones de color, y es hasta una experiencia introspectiva de conocimiento personal. ¡Te recomiendo que hagas el tuyo!

  • Practica y decora en un mundo irreal, o en un espacio pequeño en tu propia casa:

Aprende a balancear la selección de los colores para crear balance y estado de ánimo. Los colores claros dan «aire», los intermedios crean una sensación de seguridad y comodidad y los intensos pueden crear drama e interés. A mi me encanta buscar espacios «en blanco» como este y colorearlos:

  • Aléjate, observa y detalla:

Tomando en cuenta lo que aprendiste con las relaciones de color en el círculo cromático prueba hacer pequeños cambios y agregar capas de otros colores. Por ejemplo si escogiste un color turquesa, ¿qué te parece un detalle en su color complementario, que es el naranja-terracota, para hacerlo resaltar? ¿O más bien, ¿quieres que el turquesa sea el color que vibre y quieres combinarlo con diferentes gamas de grises cálidos y blanco hueso?

Color Lanco: Colter Bay 6N2-5 Foto: Italian Bark

Al conocer tus colores personales favoritos y entender la forma en que se «comunican» por medio del círculo cromático vas a tener garantizado que te vas a rodear de sentimientos positivos, que te llenan de tranquilidad y felicidad.

¡Haz la prueba, lo vas a disfrutar, y tu decoración lo va a reflejar!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *